lunes, 20 de mayo de 2013

EL BALANCE NETO FOTOVOLTAICO LLEGA A EL PAIS VASCO


Hace unas semanas se anunciaba la primera instalación solar fotovoltaica para autoconsumo eléctrico de Euskadi, acaba de poner en marcha la segunda en Eibar (foto). Ambas generan kilovatios eléctricos que son autoconsumidos instantáneamente por sus respectivos propietarios y vierten a la red el excedente -cuando lo hay-, que cobran a precio de mercado mayorista.
El autoconsumo solar llega a Euskadi
La empresa Microelectrónica Maser SL (Maser-Mic), situada en Mendaro, Guipúzcoa, y dedicada al desarrollo y la fabricación de sistemas electrónicos en el ámbito micro, es "la primera de Euskadi en instalar una planta de energía solar fotovoltaica para su autoconsumo eléctrico". La cubierta fotovoltaica (FV) instalada en la nave de Maser-Mic tiene una potencia de 23 kilovatios pico (kWp). La instalación, que ocupa 160 metros cuadrados de la cubierta, consta de 96 paneles policristalinos colocados en paralelo a la cubierta, que es inclinada y presenta una orientación sur. Se  estima que esa cubierta FV producirá anualmente unos 23.500 kilovatios hora (kWh) y que "cubrirá el 30% de las necesidades de la empresa". La ingeniería informa de que la electricidad no consumida instantáneamente por el fabricante de Mendaro irá a la red (Maser-Mic la cobrará a precio de mercado mayorista, unos cuatro o cinco céntimos de euro). La empresa de Mendaro pretende utilizar su cubierta solar, por otro lado, "como laboratorio de experimentación de sistemas electrónicos de control energético orientado a su apuesta por el mercado de las smart cities". Se estima que Maser-Mic amortizará su inversión en unos diez años.

La segunda, en Eibar
La ingeniería guipuzcoana acaba de anunciar la puesta en marcha de su segunda instalación para autoconsumo, que ha ejecutado sobre la cubierta de Jaz Zubiaurre, empresa también guipuzcoana dedicada a la fabricación y venta de cepillos metálicos. La cubierta FV en cuestión, que ocupa una superficie de aproximadamente mil metros cuadrados y consta de 300 paneles policristalinos, tiene una potencia de 72 kilovatios pico "que cubrirá el 20% de las necesidades de la empresa". Los paneles se hallan inclinados con escuadras sobre la cubierta plana con orientación sur. seF estima que producirá anualmente uons 75.000 kilovatios hora. Según esta ingeniería, "la inversión se recupera en diez años mediante el ahorro que conseguimos en las facturas de electricidad". Esto significa  que, "si no realizamos la instalación, al cabo de esos diez años, nos habríamos gastado el mismo importe pagando las facturas eléctricas; la diferencia es que, transcurrido ese tiempo de amortización, dispondremos de otros 20 años de vida de la instalación y por lo tanto de electricidad gratuita".