martes, 8 de octubre de 2013

EL PRIMER SUELO FOTOVOLTAICO TRANSITABLE DEL MUNDO, MADE IN ESPAÑA

La Universidad George Washington de Estados Unidos cuenta ya con el primer suelo fotovoltaico transitable del mundo. La tecnología ha sido desarrollada y producida por la empresa abulense Onyx Solar. El primer suelo fotovoltaico transitable se sitúa en el denominado Solar Walk de la Universidad en Ashburn (Virginia), un camino que une dos de los edificios del campus de ciencia y tecnología y que es pionero en la incorporación de soluciones solares innovadoras. Onyx Solar, una compañía creada en 2009 y especializada en la integración fotovoltaica en edificios, ha desarrollado e instalado este suelo. Formado por 27 baldosas antideslizantes de vidrio fotovoltaico (situadas nueve a lo largo y tres a lo ancho, con un tamaño de 60 por 60 centímetros cada una), ocupa una superficie total de diez metros cuadrados. Las baldosas semitransparentes (aunque Onyx las fabrica también en distintos colores) que conforman este pavimento convierten la radiación solar en energía gracias al uso de semiconductores; generan una potencia total instalada de 400 Wp, que alimenta los 450 puntos de LED que retroiluminan las baldosas, también fabricadas en España. Los mosaicos se iluminan con la luz solar, pero el sistema se puede programar para iluminarse cuando no recibe suficiente claridad. No es primer proyecto de Onyx Solar en Estados Unidos. En septiembre, finalizó la instalación del mayor lucernario fotovoltaico, situado en la nueva sede que la multinacional farmacéutica suiza Novartis tiene en Nueva Jersey. El doble lucernario ocupa 2.500 metros cuadrados, que generará más de 270.000 kWh/anuales de energía limpia, el equivalente a la iluminación de más de 600 casas.