lunes, 9 de marzo de 2015

LA CAIDA DE LOS COSTE DE ALMACENAMIENTO EN UN 85% PERMITIRA UN GRAN DESPLIEGUE DEL AUTOCONSUMO FOTOVOLTAICO

Un nuevo informe de Deutsche Bank (DB) predice que el almacenamiento de energía será lo suficientemente barato y estará tecnológicamente listo para ser desplegado a gran escala en los próximos cinco años. “En supuestos conservadores y sin ningún tipo de incentivos nuestro modelo indica que el coste de almacenamiento de la energía disminuirá de los 14 centavos kWh actuales a 2 centavos kWh en los próximos cinco años”, dice el informe de DB.
El informe de la industria fotovoltaica señala  que si bien los costos para la gran mayoría de las tecnologías de baterías de almacenamiento disponibles todavía resultan prohibitivos, éstas van a ser en breve lo suficientemente competitivas como para convertirse en una “aplicación asesina” y el “santo grial” de la penetración de la energía solar, en términos usados por los analistas de DB en su informe. Además, con la caída de costos que han publicado recientemente muchos informes (ver gráfico) el informe de DB considera que estos objetivos de la fotovoltaica no están lejos de ser alcanzados.Proyecciones de precios de las baterías
“Cuando se consideran las disminuciones de costos del sistema en general, creemos que la suma de las baterías de almacenamiento más la energía fotovoltaica será una opción financiera clara para los mercados futuros de la energía solar”, dice el informe, apoyándose en este otro gráfico.
deutsche-solar-storage-590x365
Actualmente, según se recoge en el informe, el costo de una típica batería de plomo-ácido puede estar en torno a los 2oo dólares kWh, mientras que la mejor en su clase de la tecnología de ion- litio se comercializaba a unos 500 dólares kWh a finales de 2014, la mitad que un año antes, cuando su precio ascendía a los 1000 dólares kWh. Ahora,  los analistas de DB pronostican que “las baterías seguirán reduciendo sus costes a un ritmo anual de entre el 20% y el 30%, por lo que creemos que podrían lograr la comercialización masiva antes del 2020”, dice el informe.
Comparación de los costes de las baterías
Deutsche apunta al mercado a escala comercial como una de las primeras áreas en las que se producirá el gran despliegue de las baterías de almacenamiento debido a una mera cuestión  de racionalidad económica. Pero el informe también señala a las compañías eléctricas como un importante mercado para las baterías a gran escala, en la medida que los costes bajen y aumente el desarrollo de la generación  distribuida con energías renovables.
En lo que hace referencia al mercado residencial, el informe dice que es muy poco probable que los hogares apuesten por el almacenamiento de energía en el corto plazo, sobre todo si no hay mecanismos de fijación de precios adecuados  o acceso al almacenamiento de energía solar. Pero, de nuevo, los analistas de DB ven esto como una gran oportunidad, todavía sin explotar, para las compañías de servicios públicos: “Durante la próxima década, vemos una oportunidad sustancial de los servicios públicos para utilizar las redes inteligentes a través de la agregación de las baterías de almacenamiento residenciales”, afirma el informe de DB.