miércoles, 6 de febrero de 2013

TRUCOS PARA AHORRAR EN LA FACTURA DE LA LUZ



Aviso de primeras que el artículo es largo. Probablemente de los más largos que he escrito nunca. Así que si queréis saber lo principal, id directamente abajo del artículo donde pone "Resumen" y allí podréis ver las tareas principales para conseguir nuestro ahorro.

¿En qué gastamos la energía?

La electricidad es algo MUY amplio en lo que ahorrar. Se puede modificar el proveedor de electricidad, se puede modificar la instalación de luces o la de calefacción o se pueden comprar electrodomésticos más eficientes. Así que lo primero que hemos de preguntarsnos es,¿En que nos gastamos la energía los hogares españoles?
De estos aspectos, hay 5 especialmente relevantes:
  • Calefacción
  • Agua caliente
  • Eletrodomésticos
  • Iluminación
  • Stand-By de los electrodomésticos
Ahora bien, con los electrodomésticos, la cosa es muy sencilla: Compralos con el mayor grado de eficiencia que puedas. Ahí no te voy a poder ayudar mucho. Y con el agua caliente, ya hemos visto un consejo que reduce este gasto. Pero aun nos quedan 3 aspectos donde ahorrar…

Compara proveedores en tu zona

El primer paso para ahorrar es ver si pagas demasiado por tu factura de la luz. La verdad es que hasta hace poco ni me había planteado que se pudiese cambiar, creía que si eras de Endesa, siempre serías de Endesa. ¡Pero no es así! Desde hace ya unos años se puede cambiar de proveedor fácilmente, pero el tema es, ¿Que proveedor es el mejor para mí?
Para saber eso, necesitamos dos cosas, nuestra factura de la luz a mano y un comprador de tarifas como estos:
Utilizando tu factura de la luz, podrás rellenar sin problemas lo que te piden los compradores (si tienes cualquier duda sobre los términos que utilizan, pueden echar un vistazo a esta guía).
Una vez que has visto lo que puedes ahorrar, ¡Llama! Y pregunta a ver cuanto tardarían en hacer el cambio, si tienen alguna oferta especial… la mejor manera de conseguir un precio mejor es "negociando" un poco. Y, desde luego, con las recientes subidas de la luz, esto puede suponer un gran pellizco.

Ahorra en calefacción

El siguiente campo donde podemos ahorrar en electricidad es en la calefacción. Ya sea Gas o energía, esta es otra de las fuentes principales de nuestro gasto energético. Y aunque ya vimos un truco fácil par mejorar esto, hay varias cosas que podemos hacer para mejorar la eficiencia de nuestra instalación:
  • Modificar toda la instalación
  • Mejorar lo que ya tenemos

Modificar toda la instalación

La tecnología ha cambiado muchísimo en los últimos años. Es más, algunas de las nuevas tecnologías calefactoras son hasta un 50% más eficientes o baratas que las de hace 5 años. Entre las tecnologías más eficientes que podemos tener en nuestras casas están:
Esto, unido a placas solares o al suelo radiante pueden hacer que tu factura de la luz se reduzca drásticamente. Sin embargo, para poder decidir que instalar en nuestra nueva o reformada casa, necesitaremos la ayuda de profesionales puesto que cada tecnología se adapta bien a un tipo de clima en concreto.


Mejorar lo que ya tenemos

El primer paso para ahorrar en la calefacción es tener un termostato programable, que nos permita decidir cuando la calefacción debe estar encendida y a que temperaturas. Por ejemplo, podríamos utilizar este mismo Termostato .
Los termostatos ayudan mucho a bajar la factura de la luz y tienen muchas ventajas pero claro, tienen tres dificultades:
  • ¿Cómo co*o se programan? ¡No tengo ni idea!
  • ¿Cómo se instalan?
  • ¿Necesito varios si tengo una casa grande?
Empecemos por el principio, ¿como lo programamos? Bueno, los termostatos, junto con los menús de las TV, creo que son de los aparatos menos "user friendly" que existen. Así que tendréis que leeros el manual pero para poneroslo fácil, os voy a dar al menos las temperaturas a las que debería estar (esto vale tanto para Aire Acondicionado en verano y radiadores en invierno, pero si queréis cambiarlas no hay problema):
  • Mientras duermes: En invierno a 16º es suficiente, pues estás tapado con mantas. Y en verano, o bien apagar el aire acondicionado o ponerlo a 26º es más que suficiente.
  • Mientras haya gente en casa (si trabajas, será por la noche, por ejemplo): En invierno, lo ideal son 20º, y en verano, 24º
  • Durante el día mientras no haya gente en casa: En invierno, lo mejor es tener la casa a 14º cuando no estás y que una hora antes de que llegues se ponga a subir hasta los 20º. En verano, con aire acondicionado lo mejor es apagarlo completamente ya que el AC es bastante rápido para enfriar y gastas menos energía de esta manera.
  • Fin de semana fuera / Vacaciones: Si vas a estar unos días fuera de casa, en invierno pon el termostato a 12º (que en la mayor parte de los sitios de españa ni siquiera se encenderá, pero que impedirá que tus tuberías se congelen) y en verano apagalo.
Por ejemplo, con un horario normal en invierno sería:
  • 6.00 - 9.00 (tiempo que estas en casa antes de salir del trabajo): 20º
  • 9.00 - 18.00 (horario normal de trabajo): 14º
  • 18.00-24.00 (horario que estás en casa): 20º
  • 24.00-6.00 (horario de dormir): 16º
Respecto la instalación del mismo, la puedes hacer tu mismo siguiendo esta guía, y recuerda colocarlo donde se haga más vida social, generalmente en el Salón o comedor.
Finalmente, el último paso depende del número de habitaciones que tenga tu casa. Si tienes muchas, seguro que has experimentado muchas veces que hay habitaciones más frías/calientes que otras. Y esto hace que baje la eficiencia y acabemos usando más energía de la necesaria. Para solucionar esto, tenemos dos opciones:
  • Usar una metodología multizona: Esto significa, o poner varios termostatos a lo largo de la casa o utilizar un mismo termostato que tenga otros "dependientes" del mismo. Estos suelen tener un precio elevado, pero son rápidamente amortizables con un uso eficiente.  Por ejemplo, podríamos utilizar el sistema Evohome de HoneyWell.
  • Usar válvulas termostáticas: Estas válvulas nos sirven para que, aunque el termostato siga dando cera, los propios radiadores, una vez llegada una temperatura, puedan impedir el flujo de agua y por tanto reducir el gasto energético. Si no sabes de que te hablo, aquí tienes una válvula que he encontrado a buen precio. ¿No sabes como instalarlas? Sigue este tutorial.

El vampiro electrico: El Stand-By

Recuerdo cuando mi madre hablaba de "apagar completamente" la TV y el Video porque se ahorraba mucho. Yo pensaba que era una bobada y que era imposible que eso fuese verdad. Desgraciadamente, estaba completamente equivocado, como demuestran muchos estudiosEl Stand-By es más o menos un 8% de nuestra factura eléctrica. ¡Un 8% que gastamos por no hacer NADA!
El problema del Stand-By, sin embargo, es que nos olvidamos. Darle al Off en el mando e irnos de casa es tan fácil que salvo que estemos superconcienciados no podremos meter este hábito en nuestra cocorota.
Por eso, lo que tenemos que hacer es "simplificar" el proceso, es decir, hacerlo tan simple que apenas requiera esfuerzo ahorrarnos ese 8%. Para esto, la mejor herramienta que he encontrado son las regletas de enchufe con interruptor.
Si ponemos uno de estos en el Salón y conectamos la TV, las consolas, los DVD y todo lo que tengamos, podremos apagar y encenderlo simplemente pulsando un botón. Así, con un pequeño gesto, ahorraremos un 8% de nuestra factura de golpe: Automatización/Barreras pasivas en estado puro. Me encanta :)

Ahorra en iluminación

Finalmente, el último de los gastos que podemos reducir significativamente es el de la iluminación. A pesar de la desastrosa campaña del Ministro Sebastian, todos sabemos que las bombillas de bajo consumo son… bueno, eso, de bajo consumo. Y que nos permiten ahorrar mucho dinero.
¿Pero cuanto dinero nos ahorran exactamente?
Según Microsiervos, por cada bombilla de 60W (las más usuales) incandescente que sustituyamos, tendremos un ahorro de 67€ a lo largo de su vida útil. Lo que es bastante considerable en mi opinión, teniendo en cuenta de que tendré unas 20 bombillas en mi casa… eso son 1214€ de ahorro en electricidad (aunque habría que quitar el coste de la bombilla de bajo consumo, que son un poco más caras). 
En esta mismo blog podeis encontrar una buena comparativa de led vs incandescencia
Aquí podeis ver que, frente a un gasto de 328€ con una incadescente, pasamos a 55€ con un LED.
¡175€ menos!
Algunos de vosotros estareis pensando que las bombillas de bajo consumo son mucho más caras que las otras. Y aunque teneos razón que son caras, tampoco son tan caras (recordemos que los Watios son diferentes, así una bombilla incandescente de 60W equivale a unos 20W de una de bajo consumo y a 10W en una de LED en cuanto iluminación)
En definitiva, podemos ver que cambiando nuestras bombillas por unas de bajo consumo, o mejor incluso, por las de LED, podemos ahorrar una grandísima cantidad de dinero.
Ahora bien, esto no significa que tengamos que tirar todas nuestras bombillas y reemplazarlas ahora mismo. Solo hace falta que hagamos un compromiso con nosotros mismos: Que cada vez que se nos funda una bombilla o un foco, lo sustituyamos por una bombilla de bajo consumo o un LED. Ese sí que es un compromiso que podamos adoptar y que nos ahorrará dinero.

En Resumen:

  1. Busca cual es el proveedor de energía más barato de tu zona con el comparador de tarifas oficial de la CNE.
  2. Instala un termostato programable y prográmalo correctamente.
  3. Si tienes una casa muy grande, instala válvulas termostáticas.
  4. Compra una regleta con interruptor para evitar el coste del Stand-By.
  5. Cada vez que se te funda una bombilla, sustituyela por una de LED o de bajo consumo (visitar la entrada de comparativas entre led vs incandescencia)