lunes, 4 de marzo de 2013

TOKELAU, EL PRIMER PAIS DEL MUNDO 100% FOTOVOLTAICO


Tres atolones en el sur del océano Pacífico con una superficie de doce kilómetros cuadrados componen Tokelau, uno de los países más remotos y pequeños del mundo, que se ha convertido en el primer país en generar toda su energía con paneles solares fotovoltaicos. Con una potencia de un megavatio, la instalación solar ha sustituido al contaminante y caro diésel.
En Tokelau, utilizaban generadores diésel para abastecer a los 1.411 habitantes de los tres atolones. Un combustible que llegaba en barco y debía ser descargado en lanchas, ya que los corales no permiten la construcción de un puerto. El consumo diario de cerca de 200 litros suponía al país un alto coste económico, que permitía tener corriente tan sólo 15 horas al día. Ahora, las instalaciones generan más energía de la que necesitan sus habitantes, y la protección medioambiental del país está garantizada al cien por cien.
La instalación ha supuesto la combinación de 4.032 módulos fotovoltaicos, junto con 298 inversores y 1.344 bancos de baterías, convirtiendo a la instalación de un megavatio de potencia en el sistema aislado más grande del mundo. Hay que tener en cuenta además, que la localización del país, casi en el ecuador, permite una irradiación solar prácticamente constante durante todo el año. Eso les permite tener energía eléctrica las 24 horas del día y ser independientes de los combustibles fósiles casi por completo. Tan sólo necesitan algo de combustible para los pocos momentos en que falta irradiación solar.